Microficción #140

•PRIMAVERA•