Cambio de rumbo

¡Hola flosers! Hoy estoy muy contento. «¿Por qué, Floser? ¡Por favor, no nos hagas esperar más! ¡Cuéntanoslo, por el amor de cien centauros!», así… qué exagerados sois a veces. Vale, os lo cuento, pero porque me insistís, y porque sois más majos que las rupias: ¡este blog va a cambiar drásticamente!

Tras mucho meditarlo en los últimos días, especialmente el fin de semana pasado, me he dado cuenta de que algunas secciones que me obligaba a mantener, no me llenaban. Más bien al contrario, hacían que tuviera menos ganas de actualizar el blog. Secciones de artículos, reseñas, y cosas por el estilo, que no tenían nada que ver con la persona a la que —por el motivo que sea— seguís. Yo soy escritor, contador de cuentos. No soy articulista, tampoco soy reseñista. Por este motivo he decidido convertir el blog en un templo de los relatos. Algunos más cortos, como los que encontraréis en la sección «Microficciones». Otros más largos, como los que publico en la sección «Mis relatos»/«Relatos nuevos». Os voy a hacer un pequeño listado de las secciones que hay ahora mismo en el blog. Para que sepáis lo que se mantiene, y lo que voy a estrenar en breve:

Anuncios

MICROFICCIÓN #11

CƎMƎNTƎRIO

Lo recordaré toda la vida doctor. El cielo rosado por la caída del sol, la lluvia espesa, y yo en aquella colina, rodeado de lápidas de piedra envejecida y mohosa clavadas al suelo. Acompañado por el cura y los operarios del cementerio. Recordaré siempre la sombra difusa de aquella higuera que muestra su figura desnuda. No me mire así doctor, aún hoy puedo sentir el olor de la arena removida, amontonada justo al lado de aquella tumba en la que ya descansa el ataúd. Sigue leyendo