Las tres palabras 15: Todo listo

Una mujer joven, rubia mira a través de la ventana, nos situamos fuera, al otro lado del cristal y además de su cara vemos los edificios de la ciudad iluminados reflejados en el vidrio.

Título del relato: «Todo listo».
Todo listo. Imagen libre de licencia: Pixabay.

Todo listo es un relato fantasía oscura cómica perteneciente a «Las tres palabras», una sección dentro de «Ejercicios de escritura». En ella haré relatos incluyendo tres palabras generadas automáticamente con esta web.

cenefa2

Palabras a añadir:

DEFORME 1
REINO 2
DENSO 3

cenefa2

LAS LUCES de la ciudad rompieron la oscuridad de la noche, expandiéndose como una alfombra bajo los pies de la mujer que contemplaba el espectáculo desde la planta número cien del edificio Lovecraft. El tráfico era más denso3 que un estofado de riñones de trol al que le faltan unos cuantos vasos de agua. No se escuchaba ni una mosca, y eso que frente a la ventana había una bastante enfadada, gritándole al cristal porque no se apartaba de su camino. Los ojos azules de la mujer, de pupila alargada y vertical, se movían de un lado a otro y, desde fuera, parecía que estuviera siguiendo la partida de tenis de mesa más rápida de la historia.
    La puerta grande tras ella se abrió con sus dos hojas de madera de ent, y un ser deforme1 entró en la habitación. Aunque quizá decir deforme es un poco inexacto, pues era un demonio rastreador y todos los demonios rastreadores eran exactamente igual. De hecho cada vez que un humano los describe como ser deforme, los demonios rastreadores se llevan una mano al pecho —quien dice mano dice muñón con una cosa a medio camino entre dedos y ramas de árbol—, exhalan muy ofendidos y responden: «¡Deforme lo serás tú, con esas dos patas largas, esos dos ojos pequeños y esa cosa blanda que llamas carne!», así que, para no ser inexactos diré que el ser que acababa de entrar no es que fuera deforme sino que, a diferencia de los humanos, tenía una sustancia fangosa por piel y algo parecido a las púas de un erizo solo que abismalmente distinto en lugar de pelo que, además, se repartía por toooodo su cuerpo.
    —¿Está todo listo, Lauf? —dijo la mujer con un acento americano muy marcado.
    —Todo lifto, feñora Lovecraft —respondió el demonio rastreador llamado Lauf. Hay que aclarar que no todos los demonios rastreadores tienen problemas para pronunciar la ese, de hecho solo existían dos demonios rastreadores con esa dificultad. Lauf se había esforzado mucho, incluso había ido a un logopeda, aunque el logopeda de Lauf era el segundo demonio rastreador con problemas para pronunciar la ese y el único logopeda titulado en todo el reino2 Demonio Rastreador—. Lof fiete vírgenef eftán preparadof fobre el altar de facrificiof.
    —Perfecto. Gracias, Lauf.
    El demonio hizo una reverencia, o el equivalente a una reverencia para un ser que no tiene cintura y no se puede inclinar hacia delante —ni hacia atrás, ni hacia los lados, ni jugar con un hula hoop y tiene que soportar que los niños de otras razas demoníacas mejor dotadas cinturalmente hablando se rían de él—, y salió de la gran sala. Las puertas se cerraron sin la ayuda de nadie y la mujer volvió a quedarse sola contemplando la ciudad. Miró al cielo nublado y sonrió mostrando dos colmillos largos y afilados.
    —Pronto volverá a la vida, padre —dijo con una voz que alguien atento habría definido como «soñadora»—. Hemos encontrado el Necronomicón y estoy preparada. Hoy es el día en el que Howard Phillips Lovecraft, el Hacedor de demonios y Padre Todopoderoso de los Primigenios, se alzará de nuevo.

¡Coméntame o morirá un gaticornio!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .