Las tres palabras #9

cenefa2

[Nota fija]→ «Las tres palabras» es una sección dentro de «Ejercicios de escritura». Así mismo, este ejercicio ha sido extraído del blog «CabalTC» de David Olier. En esta sección haré relatos incluyendo tres palabras generadas automáticamente.

Palabras a añadir:

SEGURIDAD 1
PANORAMA 2
FELIZ 3

ecir que el mundo se ha ido a la mierda sería quedarme corta. Un buen día, sin previo aviso, se rompió el cielo. Literalmente. Llenándose de brechas que iban de norte a sur, de este a oseste, de noreste a suroeste de… bueno, resumiendo: las brechas convirtieron la Tierra en una pizza cortada en ocho porciones. De las brechas cayeron los ángeles. No eran como en las pinturas: seres con cara de acelga, rizos rubios y alas de cigüeña. No sé qué se fumaron los que pintaron esos cuadros, pero os puedo decir con seguridad1 que no vieron un ángel en su puñetera vida. Los ángeles son gigantes de piedra, con la cara más lisa que la cabeza de mi padre, y con alas que no voy a pararme a pensar cómo narices hacen que esas cosas vuelen. Cuando digo gigantes no estoy siendo exagerada, digo gigantes porque seguramente, en un encontronazo con Cthulhu, los ángeles acabarían teniendo una ración decepcionante de pulpo a la gallega.
    El motivo de que estén en la Tierra, desperdigados por el mundo como unos domingueros con muy mala baba y ganas de destrozar cosas, es, según ellos, que Dios ha muerto y, ahora que se han librado del Todopoderoso y de las normas estrictas que tenía sobre que sus hijos nos desmembraran, destrozaran nuestras ciudades y nos spoilearan películas, pues han decidido dejar su casita más allá de las nubes, las estrellas y los satélites rusos, y hacernos una visita. Son como esos cuñados pesados que tienen que enseñarte todas las fotos de su último viaje a Benidorm, pero mucho peores.
    Ante este panorama2 algunos humanos han decidido crear una especie de organización que pretende luchar contra los ángeles. La han llamado la Resistencia. Creo que el nombre se lo puso un cuñado cuando volvió de Benidorm. Yo no soy miembra, paso, es que dan mucha pena. No son como los de las pelis, en la vida real la Resistencia no está llena de antiguos miembros de las fuerzas secretas, ni de agentes secretos ultra mega requete preparados. Son cuatro gatos, panzones, y alguna que otra choni que va en chandal y tacones. Cargan contra los ángeles con escopetas, rifles, y —no os lo perdáis—: bates de béisbol. ¿Tenéis en mente todavía la ración decepcionante de pulpo a la gallega? Pues imaginad un golpe con un bate de béisbol de madera en el tobillo de una pierna que ocupa lo mismo que el campo del Fútbol Club Barcelona. Prefiero escuchar música, beber, comer, leer, y follar mientras tengo tiempo. No sé cuánto van a tardar en acabar con la raza humana, pero no quiero que un ángel sin rostro me mate con una mirada de superioridad cuando vea que le estoy tirando un cóctel molotov. Si la Resistencia es feliz3 suicidándose, por mí bien, la mayoría me cae mal. Yo voy a seguir comiendo Doritos. No me juzguéis, vosotras y vosotros solo seríais de la Resistencia si a) fuerais panzones patéticos, b) fuerais chonis patéticas o c) este apocalipsis fuera el argumento de un videojuego.

© M. Floser.

Anuncios

¡Coméntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.