Letras invitadas 10: Diario de un insurgente — Olga Lafuente

[Nota fija]→ Letras invitadas es una sección en la que promociono a otros autores/as y sus relatos. Si quieres ser publicado en esta sección entra en las bases para ver las condiciones de obligado cumplimiento. ←[Nota fija]

BIO OLGA
Encuentra a Olga Lafuente en su:

cenefa2

Hoy he de ser diligente para llegar puntual a mi lugar de trabajo: tengo una operación importante en el centro de sanación y, como sabemos, los inferiores vivimos retirados del centro urbano, así que debo aligerar la marcha para no perderme este evento que sólo se da una o dos veces al año: se trata de una trepanación a un muchacho que padece debilidad de ánimo, sufre de visiones y voces provenientes de malas energías. Hace poco que superó la pubertad pero siempre es mejor sanar a un enfermo cuanto antes, así no será influenciado por esos malos espíritus que lo llevarán a actuar contra el bien común de nuestra sociedad.
    Cuando llego al lugar de la operación, el enfermo ya se encuentra junto al sanador preparándose para sumirse al sueño que le hará afrontar la intervención sin sentir dolor. Ambos mascan coca tranquilamente, mi maestro toma menos que el muchacho sólo por seguir los dictados del ritual de adormecimiento. Es un acto que sólo el sanador puede llevar a cabo porque es necesaria una relación especial con las fuerzas divinas, aunque me preocupa porque, de todos es sabido, que suele tomar más de lo que debiera y, no sólo coca, también chicha, Tevetl o flores de Myaya, según él, porque son el instrumento para alcanzar el conocimiento divino necesario a fin de realizar su labor sanadora pero, sospecho, que la realidad es que no puede pasar sin ello porque he visto el terrible estado por el que pasa cuando no consume alguna de estas sustancias.
    El acto de la trepanación lo realizo yo mismo, no es una operación tan importante como el de la ensoñación del enfermo y me deja practicarlo porque soy su mejor ayudante. Lo cierto es que valgo para sanar enfermos, tengo habilidad y soy capaz de aprender como el mejor pero, nosotros, los nativos tenemos prohibido alcanzar ese nivel porque nuestra raza no está tocada por lo sagrado. Tras la separación del cráneo, ambos realizamos la incisión en la masa que dirige nuestros actos y extraemos una de las piezas óseas que la cubren para que el paciente se vea aliviado de la opresión que siente en la cabeza. La mayoría de las veces, la intervención es un éxito, lo normal, si tenemos en cuenta que nuestro conocimiento sobre el hombre y su cuerpo proviene de lo divino.
    Al acabar la jornada, me dirijo a la playa donde me encuentro con mi mujer y mis demás compañeros, todos pertenecemos al movimiento de liberación. Antes de empezar la reunión, me doy un baño a la luz de la luna para purificarme de las posibles malas energías que haya podido absorber durante el día. Una vez limpio, me uno al grupo y continuamos con nuestro plan que iniciamos años atrás: En este año, 2018 según nuestra cultura, reconvertiremos Cadiatchí en la antigua Cádiz de 1708, año en que los pueblos de Occidente nos sometieron, entonces, comenzará nuestra lucha por la expulsión definitiva de los invasores y, así, recuperar nuestra Europa.

SOBRE «LETRAS INVITADAS»

Para saber cómo participar en «Letras invitadas» pulsad sobre la siguiente imagen y podréis ver las bases explicadas al detalle.

Anuncios

¡Coméntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.