Microficción #84

(Imagen libre de licencia de: Pexels)

A todo volumen

Cenefas

Las púas rascaron las cuerdas de la guitarra mientras las baquetas aporrearon con un ritmo endiablado la batería, y el cantante se desgarró la garganta en un agudo que alargó hasta que sus pulmones quedaron completamente vacíos, momento en el cual, aquella voz fina y chirriante se agravó de repente, tomando un tono gutural que hizo retumbar los corazones del público, oculto tras las sombras que provocaban los focos que alumbraban el escenario. En aquella oscuridad, tan cercana al brillo cegador, la multitud se movía con gestos bruscos, balanceándose, sacudiéndose, con pasos espasmódicos que los acercaban cada vez más a aquel grupo de hombres grandes, con pelos largos, y ropas rasgadas. Aquel grupo que, sin saberlo, estaban a punto de ser atacados por una horda de zombies. Un grupo de personas que se habían convertido durante el concierto, debido a una cadena de mordeduras que se originaron en aquel hombre calvo de mandíbula colgante, cuyos ojos muertos se posaban ahora en un superviviente, un joven de mirada aterrada que, por algún milagro momentáneo, se había librado de las mordeduras de aquellos muertos vivientes.

© 2017 M. Floser.

Anuncios

¡Coméntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s