MICROFICCIÓN #5

LA DAMA

Aquí llega, la distingo entre la bola de bruma que flota delante de mí. Una silueta de mujer en posición fetal se empieza a desplegar, estirando sus piernas alargadas que tocan el suelo y la alzan por encima del humo turquesa. Se queda erguida y se gira para mirarme. Su aspecto es horrible, perturbador. Su cabeza es un conjunto de calaveras que miran a cada punto cardinal, y de la boca de cada una cuelga una lengua bífida. Entonces habla sin palabras, con un sonido de aliento largo que no se extingue. Pero la entiendo, dentro de mi cabeza su halo tiene sentido. Me está pidiendo ayuda para acabar con su sufrimiento. El terror me nubla, no dejo de mirar los dos fosos infinitos de los ojos que se clavan en los míos. Vuelve a hablar, y esta vez su aliento trae consigo notas de dolor y angustia. Siento que mi corazón se rompe por la pena que me causa su desgracia. Acepto, no puedo negarme, como si su dolor fuera un conjuro que me apresa el alma.
—Haré lo que sea necesario —le digo y espero su respiración.
—He matado a todos tus hermanos humanos, y tu presencia me entristece; muere entonces para que mi obra esté finalizada.
Y sin más, un chasquido suena dentro de mi cabeza, un crujir desconocido que remueve todo mi mundo. Caigo al suelo y veo a la dama ladear su amasijo de cráneos, me mira y respira mostrando la felicidad que le causa que mi vida se marchite.

© 2015 M. Floser.

Anuncios

¡Coméntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s